NOTA INFORMATIVA

NOTA INFORMATIVA

Anteayer -10 de diciembre- se celebró una reunión en Ikastola entre el Consejo Rector, convocante, y el Comité de Empresa de los trabajadores de Larramendi Ikastola.

Por parte de los trabajadores, el Comité llevó tres peticiones:

  1. Poder utilizar la dirección electrónica de las familias, para tener una manera de informaros.
  2. Optimizar el orden del día de la Asamblea General Ordinaria.
  3. Poder acudir los trabajadores a la Asamblea General.

El Consejo Rector respondió:

  1. Que debido a la ley de Protección de Datos, desde Ikastola sólo se puede informar a las familias de temas relacionados con la educación.
  2. Que el orden del día lo confecciona el Consejo Rector y que no es un tema en el que los trabajadores tengamos voz.
  3. Que debido a problemas de aforo, no habrá sitio suficiente para entrar todos y que si quisiéramos mandar una delegación, ya pensarían si nos dan permiso.

Nuestra valoración:

1. En estos momentos, ¿qué tipo de información tiene mayor interés para las familias de Larramendi Ikastola? ¿que se va a celebrar la Txarriboda? ¿que se va a poner a la venta la ropa de Ibilaldia? ¿que se va a organizar un autobús al Nafarroa Oinez? ¿Hacer saber a las familias que el Consejo Rector se va a reunir con los trabajadores? Por supuesto que hay que informar de todo eso, pero no nos negareis que la OPINION DE LOS TRABAJADORES, responsables de la educación en Larramendi Ikastola, tiene, al menos, tanta relación con la educación como esos temas. ¿O no? Ninguna familia tendría porqué no querer ser informada de algo que nos incumbe a todos. Aun así, tampoco estaría obligada a leerlo, por tanto ¿dónde está el problema? Se nos ha recortado el derecho a la información, lo que nos obliga a ir a las paradas de autobús para dárosla a las familias, pero luego eso tampoco gusta, se nos enfrentan en tono agresivo y piden a las familias que no recojan nuestra información. ¿Es, acaso, por miedo a que las familias puedan contrastar su información con la nuestra? ¿Qué debemos hacer? ¿Callarnos? Somos los trabajadores de Larramendi Ikastola, las educadoras, los educadores, las maestras, los maestros, las profesoras, los profesores, las cocineras, las de administración, mantenimiento…, no somos extraños, nos conocéis a todos, jamás haremos nada en contra de Ikastola, ¡¡¡por favor, dejad de tratarnos como si fuésemos el enemigo a batir…!!!

2. En la Asamblea, primero se votará si sigue el actual Consejo o no. Después, si sale reelegido, se votará para elegir a los aspirantes a junteros que harían falta para completar el actual Consejo, del cual, hasta día de hoy, han dimitido 7. Y ¿si no sale elegido? En ese caso, no sabemos a qué punto pasaríamos. Sin embargo, tres puntos más adelante, se volverá a votar si sigue el actual Consejo o no. Y si no resulta elegido, se volverá a votar para elegir a los aspirantes a junteros que harían falta para formar el nuevo Consejo. Por coherencia y respeto hacia las familias, nuestra propuesta es unificar esos puntos. ¡Vaya Asamblea que van a ofrecer a los socios! A no ser que se pretenda alargar la Asamblea, para que la gente se hastíe y se marche, con la esperanza de así ganar la votación. ¡Qué triste sería querer dar carpetazo a un conflicto tan serio por medio de una votación, en vez de dar pasos en su solución, buscando un consenso!

3. El interés de los trabajadores por acudir a la Asamblea es solo una muestra más de lo mucho que nos importa Ikastola. Nuestra preocupación no son ni los salarios, ni mejoras laborales … no, lo que realmente nos preocupa es la situación en que va a quedar Ikastola después de este desaguisado, qué ambiente vamos a encontrar en el día a día, qué tipo de relación laboral- personal vamos a tener con las nuevas patronas, qué proyecto pedagógico vamos a poder desarrollar con vuestras hijas e hijos … Entendemos los problemas de falta de espacio, pero dos partes no pueden llegar a un arreglo si solo se escucha la voz de una de ellas. Porque, parece que olvidan que somos nosotras quienes hacemos Ikastola todos los días. Y visto el tono en que nos hablan -todo son ordenes secas, todo es para “ya” -, tememos que el siguiente paso sea entrar en las aulas a decirnos cómo debemos dar las clases. Si hasta nos espían, obviando que, si nos reunimos en Ikastola, igual es porque somos compañeros de trabajo y cooperamos… De un ambiente de trabajo adecuado y respetuoso, donde los resultados académicos han sido excelentes, donde los datos de matriculación han sido inmejorables, donde hemos sido modelo para las Ikastolas de toda Bizkaia, donde, aún habiendo mucho que mejorar, nada de ello era vital para actuar con tantas prisas …, hemos pasado a un ambiente inadecuado para la enseñanza, desequilibrador, desagradable, donde los trabajadores nos sentimos desorientados, ninguneados, no respetados, donde no sabemos cómo acabaremos este curso, donde nos hemos convertido en motivo de preocupación para las Ikastolas de toda Bizkaia, donde se quieren imponer esbozos de proyectos sin ningún encuadre pedagógico por parte de quien no sabe, para llevar Ikastola ¿a dónde? Nosotros apostamos por la cooperación basada en la confianza, familias y trabajadores unidos por objetivos comunes. Mejoremos todo lo mejorable. Con otro estilo.

Asamblea de trabajadores de Larramendi Ikastola

Mungia, a 12 de diciembre de 2015

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude