ESCRITO DIRIGIDO A LOS SOCIOS DE LA IKASTOLA

1.- El inicialmente pretendido despido (y finalmente cese) de un trabajador por parte del Consejo Rector no fue suficiente.

2.- Los indicios de acoso laboral al que el trabajador fue sometido por parte de algunos miembros del Consejo Rector (con la connivencia o el silencio cómplice del resto de miembros) no fueron suficientes.

3.- El record de dimisiones (siete, que se sepa) que acumula el Consejo Rector no ha sido suficiente.

4.- Que la práctica totalidad de los trabajadores de la Ikastola, con nombres y apellidos, pidiese por escrito al Consejo Rector que cediese su lugar a otros socios, no fue suficiente.

5.- Que se presenten 13 documentos probatorios demostrando objetivamente que el Consejo Rector ha mentido a los socios, y que el mismo Consejo reconozca implícitamente (al no desmentir ni defenderse) la veracidad de las pruebas expuestas, no ha sido suficiente.

6.- Que el Consejo Rector contratase a un abogado de polémica trayectoria (Lamikiz) y despidiese al abogado del que disponía, no fue suficiente.

7.- Que se insulte a la inteligencia de los socios y se menosprecie la labor de los docentes asegurando que los buenos resultados de los alumnos (selectividad, pruebas PISA…) se obtienen “por inercia”, no es suficiente.

8.- Que algunos miembros del Consejo Rector difamen en el municipio a los trabajadores en general, y a los profesores en particular, tampoco ha sido suficiente.

9.- Que miembros del actual Consejo Rector difundiesen en el municipio el supuesto enchufismo en las contrataciones llevadas a cabo por los anteriores Consejos Rectores, cuando ellos mismos eran parte de esos Consejos y por lo tanto responsables de cualquier contratación, no fue suficiente.

10.- Que el Consejo Rector repita a los trabajadores, por activa y por pasiva, cada vez que tiene ocasión, que es el Consejo Rector quien manda en la Ikastola, hasta el punto de que los trabajadores interioricen que ya no son parte de ningún proyecto, no es suficiente.

11.- Que el Consejo Rector reprendiese a los trabajadores por ponerse en contacto con ellos utilizando sus emails o direcciones de correo, cuando el mismo Consejo comete esa misma “ilegalidad” al ponerse en contacto con los trabajadores utilizando sus emails personales, tampoco es suficiente.

12.- Que la presidenta del Consejo Rector afirme que se está realizando una “huelga encubierta” cuando los trabajadores, pese a la situación en la que se encuentran, siguen cumpliendo con sus responsabilidades ante los alumnos, los padres y madres, los compañeros y el Consejo Rector, no es suficiente.

13.- Que la asamblea en la que se ratificó al Consejo Rector por estrecho margen y gracias a los votos de los miembros del mismo Consejo y a los votos delegados que cada uno de sus miembros portaba, esté impugnada por manifiestas irregularidades, no es suficiente.

14.- La demanda por incumplimiento de contrato interpuesta por un trabajador a la ikastola, que ha obligado al Consejo Rector a recolocar al trabajador en otro puesto de trabajo (evitando así el juicio y la indemnización que le hubiese correspondido al trabajador), tampoco ha sido suficiente.

15.- Que se haya vulnerado el derecho a la protección de datos bancarios de un trabajador de la ikastola y de su cónyuge, tampoco ha sido suficiente.

16.- Que tres de los miembros del Consejo Rector tramiten la prematrícula de sus hijos en otro centro educativo (aunque dos de ellos finalmente la anulen) no ha sido suficiente.

17.- Que la nueva gerente haya soportado apenas un mes en el puesto antes de presentar su dimisión no ha sido suficiente.

18.- Que los motivos oficiales de las dimisiones no se correspondan con los que se expresan en privado, y que el silencio (sustentado en sospechosas cláusulas de confidencialidad) acompañe a todas las dimisiones, tampoco es suficiente.

19.- Que el centro lleve la práctica totalidad del curso sin gerente no es suficiente.

20.- Que los trabajadores sigamos sin saber en qué consiste el proyecto Global 2020, pese a que se nos convocó para informarnos al respecto, no es suficiente.

21.- Que la falta de gerente provoque que en la Haur Eskola se tenga que recurrir a contrataciones externas en los servicios de cocina y limpieza, y que la realización tardía de la bolsa de trabajo haya supuesto que los trabajadores hayan tenido que suplir esa falta de personal, tampoco es suficiente.

22.- Que la ausencia de un gerente suponga una posible reducción de los puestos de trabajo en el ámbito de la Educación Especial (auxiliares y P.T.) por la falta de defensa de los mismos, no es suficiente.

23.- Que no se haya iniciado el proceso de adaptación de los niños de 2 años al aula de 3 años por falta de previsión, no es suficiente.

24.- Que algunos miembros del Consejo Rector y padres y madres de su entorno pretendan condicionar la labor de los profesionales del centro y el propio funcionamiento del centro para adaptarlo a sus propias particularidades, perjudicando así a la inmensa mayoría de familias que mantienen una trayectoria ejemplar, no es suficiente.

25.- Que la merma de la autoridad de los docentes fomentada por el Consejo Rector también haya llegado a las propias aulas, donde alumnos, por imitación de lo que escuchan en casa, ponen en entredicho decisiones o actuaciones de los profesionales, tampoco es suficiente.

26.- Que se pretenda que un profesor reconozca con su firma que ha cometido una falta grave (por un castigo supuestamente humillante a sus alumnos) sin escuchar la versión del profesor implicado y sin informar al Comité de Empresa, no es suficiente.

27.- Que las trabajadoras del comedor estén desbordadas de trabajo, sientan que las órdenes que llegan desde la distancia no encajan en la realidad del jantoki, y tengan que desmentir que alguna vez se hayan negado a cocinar, habiendo además realizado trabajos que no han sido remunerados, no es suficiente.

28.- Que no se comunique a los trabajadores del baserri información relativa a contrataciones, pagos, autobuses, prevención, o a obras realizadas en horario escolar (con los retrasos, situaciones comprometidas y riesgos que ello supone), tampoco es suficiente.

29.- La excesiva demora (por pésima gestión o por pura estrategia) en decisiones sobre jubilaciones y contrataciones no es suficiente.

30.- Que el Consejo Rector se salte la legislación vigente al decidir él sólo sobre cuestiones de contrataciones, cuando por ley está obligado a crear una Comisión Paritaria (compuesta por representantes de la ikastola y representantes de los profesores), no es suficiente.

31.- Que el Consejo Rector niegue, amparándose en los estatutos y a pesar de las peticiones del Comité de Empresa, la presencia de un representante de los profesores en el Consejo Rector por primera vez en la historia de la Ikastola, no es suficiente.

32.- Que una simple reunión del Consejo Rector con los representantes sindicales (ELA, LAB) no llegue a realizarse hasta 6 semanas después de haber sido reclamada por estos últimos, y que ninguno de los puntos planteados por el Comité de Empresa obtenga respuesta, tampoco es suficiente.

33.- Que algo tan a priori sencillo de gestionar como la elección del lema y el logo del Ibilaldi esté salpicado por acusaciones de plagio y polémicas decisiones, tampoco es suficiente.

34.- Que desde altas instancias se presione para que nada de lo que sucede salga a la luz con el pretexto de la proximidad del Ibilaldi, no es suficiente.

35.- Que la mayoría de los trabajadores haya decidido a título personal no participar en los preparativos del Ibilaldi cuando en la edición de 1998 sí lo hicieron con el compromiso, la ilusión y la alegría que la fiesta de las Ikastolas merece, no es suficiente.

36.- Que el número de matriculaciones haya descendido de manera considerable, tampoco es suficiente.

37.- Que el Consejo Rector no dé respuesta al Comité de Empresa con respecto a los dos puestos de trabajo que se perderán por el descenso de las matriculaciones no es suficiente.

38.- Que el Consejo Rector señale al blog de los trabajadores como responsable, en parte, del descenso de las matriculaciones, y pida por ello su cierre, no es suficiente.

39.- Que la presión ejercida sobre los trabajadores se traduzca en bajas laborales inauditas en la historia de la Ikastola, no es suficiente.

40.- Que haya familias que decidan sacar a sus hijos de la ikastola tampoco es suficiente.

41.- Que todo este conflicto haya abierto una brecha preocupante en familias y en cuadrillas del municipio, no es suficiente.

¿CUÁNDO VA A SER SUFICIENTE?

La mayoría de los trabajadores de la Ikastola

 

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

*