A COLACIÓN DEL COMUNICADO DE IKASTOLEN ELKARTEA

Al presidente de Ikastolen Elkartea:

Ante la publicación del día 30 de diciembre de 2016 firmada por usted en nombre del Consejo Rector de Ikastolen Elkartea, y en lo que respecta únicamente a la denuncia de acoso laboral interpuesta ante la Inspección de Trabajo, no podemos permitir acciones que consistan en la manipulación de la comunicación o de la información; no podemos entender cómo se atreve a realizar afirmaciones sobre hechos que desconoce o sobre los que únicamente conoce la versión de los denunciados, no de las denunciantes. Queremos pensar que desconoce:

1.- Que la información que ha salido en los medios de comunicación no ha sido filtrada por ningún trabajador/a. La recomendación de nuestro abogado, con la que nosotros coincidimos, ha sido solucionar la situación de acoso denunciada ante la Inspección de Trabajo o Juzgado de lo Social competente.

2.- Que la situación de hostigamiento continuado denunciada era pública y notoria, y la realiza quien dirige la Ikastola, es decir, el Consejo Rector y la Dirección General; no obstante, fue puesta en conocimiento de la representación legal de los trabajadores y de la Asamblea de la Cooperativa.

Es cierto que el Convenio Colectivo de las Ikastolas establece un protocolo de acoso laboral, y afirma que toda persona tiene derecho a recibir un trato respetuoso, a la salvaguarda de la dignidad y a la integridad moral, y a la no discriminación. Así como también reconoce que todas las formas de acoso constituyen no solo una afrenta al trato equitativo y a la dignidad de cada trabajador/a, sino también una falta grave que no permitirá ni será tolerada. Precisamente el artículo del convenio define lo que han sufrido las dos trabajadoras denunciantes. Lamentablemente, si bien es cierto que el acoso lo sufren dos trabajadoras, los acosadores no son trabajadores del centro educativo.

Creemos que conviene recordar, pese a lo expuesto, el final del artículo del convenio referente al acoso: “El presente procedimiento no impide la utilización por parte de la persona que ha sufrido el acoso, de las vías administrativa y/o judicial (civil o penal)”.

3.- Que existe un informe del psicólogo profesor Iñaki Piñuel y Zabala, absolutamente contundente sobre la situación de acoso psicológico sufrida por las dos denunciantes, estableciendo claramente la relación causa efecto, avalado por pruebas objetivas por él realizadas, así como por el testimonio no sólo de las dos denunciantes, sino de los 85 trabajadores que han mostrado su apoyo a las denunciantes.

4.- Que durante todo el periodo de hechos relatados en la denuncia y que han dado origen a la situación de acoso psicológico, se ha producido una inexistencia de medidas de riesgo psicosociales que hubieran podido paliar el daño sufrido.

En atención a lo expuesto, les rogamos:

– Que ante cualquier comunicación que realicen en relación a la denuncia planteada sobre el acoso psicológico sufrido por dos trabajadoras de la Ikastola, contrasten la información con las denunciantes, no sólo con los denunciados.

– Que por idénticos medios a los empleados en sus comunicaciones para ofrecer la versión de una sola de las partes, ofrezcan la versión de esta parte.

– Que ante la inexistencia de medidas de prevención en materia de riesgo psicosocial en la Ikastola, promueva, aunque no sea de su competencia, la adopción de medidas urgentes. Si bien es cierto que no es su competencia directa, sí puede realizar un llamamiento a la Ikastola para que se adopten las medidas oportunas de prevención, ya que si bien ante las dos denuncias planteadas las medidas han sido inexistentes, al menos podamos evitar que se produzcan nuevos casos.

 

 

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude